Qué es la Web Responsive

Qué es una Web adaptable o Web responsive

El diseño Web responsive, también llamado diseño Web adaptativo hace referencia a aquel que se hace pensando en que una Web sea capaz de adaptarse a cualquier tipo de dispositivo, ya sea de sobremesa o móvil, para que su visualización sea óptima en cualquiera de ellos.

Diseño web responsive para móviles y tablets

El origen y desarrollo de la Web responsive se encuentra en el año 2008, fruto de la iniciativa del consorcio W3C, quien proclamaba el One Web o Web for all. Partiendo de la base de que el acceso a Internet y la visualización de las páginas debía ser accesible a cualquier persona, independiente del dispositivo o contexto en el que se produjese la navegación de la página.

Porqué hacer mi Web responsive

Los argumentos a favor de tener un diseño Web responsive son muchos. Y es que las páginas adaptables se pueden ver a la perfeccción en cualquier tipo de dispositivo móvil o de sobremesa. Tal como su nombre indica, son Webs que se adaptan, que reconocen el tipo de dispositivo con el que se está navegando y presentan la información adaptada al mismo. Por tanto, permiten una navegación cómoda según las características de este.

Con el uso creciente de los smartphones y las tablets, el tráfico Web está yendo cada vez más hacia este tipo de dispositivos móviles. Los llevamos en el bolsillo y ante cualquier necesidad o ante cualquier estímulo en la calle, echamos mano de ellos para conectarnos y ver las páginas que nos interesan. Ya sea para buscar un lugar, para consultar una dirección o para ver los productos de determinada marca mientras esperamos en la parada de bus, de metro o en la consulta del médico.

Sólo este es un poderoso argumento. Porque si un usuario intenta acceder a nuestra Web y ésta no se ve bien o resulta difícil de navegar, la cerrará y se irá a otra.

Pero además, los hábitos de compra están cambiando. Ahora nos enfrentamos a un consumidor multipantalla, que consulta un producto de una Web desde su móvil mientras va al trabajo, lo vuelve a ver durante su pausa del medio día en el ordenador de la oficina y, finalmente, cuando llega a casa, lo consulta desde la tablet mientras se relaja en el sofá al final de la jornada.

 

El diseño Web responsive y el SEO

Pero no sólo debemos tener una Web responsive por el usuario. Los buscadores lo han dejado muy claro. En un futuro (cada vez más cercano), las Webs que no sean adaptativas y que no ofrezcan una buena experiencia de uso en cualquier tipo de situación, verán caer sus puestos en los resultados de búsqueda.

Y es que para los motores de búsqueda, la experiencia de uso lo es todo, especialmente en lo que a consultas Web se refiere. Por ello, contar con una Web responsive es cada vez más un imperativo para las empresas. ¿O por qué arriesgarse a echar por la borda todo el trabajo de posicionamiento Web sólo por una cuestión de adaptabilidad de la página?

Qué hace a una Web responsive

Desde el punto de vista técnico, el diseño Web responsive es aquel que está desarrollado teniendo en cuenta las diferentes situaciones y medios en los que ésta se verá. Entonces, ya no se toman las medidas para el diseño de una Web en términos de píxeles, sino en porcentajes y relaciones. Es decir, que si nuestro diseño Web para ordenador tiene unas dimensiones de X, esta proporción debe cambiar cuando se vea en un móvil o cuando se navegue en ella desde la tablet. Así, nos aseguramos que la Web se verá perfectamente en cualquier situación. Y lo mismo para las imágenes de nuestra Web.

Si quieres saber cómo hacer tu web Responsive, contacta con nosotros y te asesoraremos sin compromiso.

Comments are closed.