5 puntos a tener en cuenta antes de contratar una agencia de marketing digital

Agencia de Marketing Digital

Uno de los puntos más complejos cuando tenemos un negocio es el cómo afrontar la estrategia de marketing que va a permitir llevar nuestro producto al público objetivo. Y si ya es complejo con el marketing offline, con el online aún se complica más.

Aunque sabemos que el marketing digital es superbeneficioso, el hecho que sea un híbrido entre comunicación y tecnología hace que vayamos perdidos sobre cómo proceder. También podemos optar por crear nuestro propio departamento in-house, pero contratar todos estos perfiles digitales va a salir muy caro en comparación con externalizar una agencia.

Por eso, hoy queremos presentaros 5 puntos a tener en cuenta cuando contratamos una agencia de marketing digital.

1. Equipo

Un SEO, un experto en publicidad online, un frontend, un backend, un community manager, un estratega, un copy… Los perfiles que se encargan de trazar una estrategia digital son varios, y especialistas en lo suyo.

Es importante que la agencia cuente con las personas indicadas para poder llevar a cabo tu estrategia de marketing digital. Aquí es donde hay una gran diferencia con los freelances: aunque haya algunos muy buenos, es imposible que una sola persona domine todas las áreas y esté actualizado constantemente.

2. Antigüedad

Aunque el sector del marketing digital sea aún una disciplina bastante “moderna”, lo cierto es que empieza a haber gente con un cierto bagaje y años de experiencia dentro del sector. Y esta experiencia es buena, pues demuestra una gran capacidad de adaptación constante a un entorno muy cambiante.

Por ello, es bueno fijarnos tanto en los años de experiencia de la propia agencia como de la gente que trabaja en ella. Si todos son muy jóvenes, por mucho potencial y capacidad que tengan, no van a saber resolver todos los problemas que les plantees. La experiencia es un grado. Por ello, céntrate en buscar agencias que incorporen gente con experiencia con gente joven y muy activa. En el equilibrio está la clave, y en Enfusión lo llevamos a cabo :)

3. Sus clientes

“Dime para quién trabajas, y sabré si me va bien para mis propósitos.” Estudia el portfolio de clientes para el que trabaja o ha trabajado la agencia. Las agencias suelen especializarse por sectores o por tamaño de empresa. En función de cuál sea tu situación, te interesará más un tipo u otro.

4. Referencias

Si con los 3 puntos anteriores aún tienes ciertas dudas, mira si tienes algún conocido trabajando en alguna de las empresas cliente de la agencia. En la mayoría de los casos tenemos algún conocido o conocido de conocido que nos va a poder ayudar en ello. Sólo hace falta que hagamos una rápida búsqueda en LinkedIn.

5. Feeling

Y Al final, por muchas referencias, clientes, sectores o equipo que hayamos valorado, es muy posible que acabemos optando por uno de los medios más antiguos del que dispone el ser humano: el feeling. El “buen rollo” y confianza que nos despierta nuestro interlocutor va a ser clave en la toma de decisiones.

Comments are closed.